ERRAZURIZ DON MAXIMIANO

ERRAZURIZ DON MAXIMIANO

US$ 93.85

750 ml

Errazuriz (Chile)

Don Maximiano nació en Santiago de Chile en 1832. Pertenecía a una de las familias más tradicionales de la sociedad chilena. El primer Errázuriz que llegó a Chile fue Don Francisco Errázuriz, español de origen vasco que llegó en 1753. En más de dos siglos de historia miembros de esta familia han estado ligados a los más fundamentales sucesos históricos, cambios culturales, sociales y políticos. Los Errázuriz han dado a la nación cuatro presidentes de la república, 2 arzobispos de Santiago, diplomáticos, escritores, industriales; hombres que han ayudado a construir el país y que le han dado grandeza y prestigio.

Don Maximiano estudió en Santiago y luego se radicó en Valparaíso, uno de los principales puertos de la época. En esos años conoce a quien sería su esposa, doña Amalia Urmeneta, hija de don José Tomás Urmeneta, el hombre más rico de Chile en ese tiempo. Se casaron el año 1855, ella tenía 18 años, él 22.

Don Maximiano se asocia con su suegro en una empresa productora de cobre, una de las mayores riquezas naturales de Chile. Esta empresa llegó a representar un tercio de la producción mundial de cobre. En 1856, crea la Compañía de gas de Santiago, empresa encargada de establecer el alumbrado público de la capital.

La pareja se traslada a vivir al norte del país, en Guayacán, en donde Don Maximiano trabaja duramente administrando las actividades productivas del negocio minero. Esperando su cuarto hijo, doña Amalia debe trasladarse a Santiago a vivir con su suegra, por razones de salud. Después del nacimiento de su hijo Rafael, doña Amalia no se recupera y muere en 1861, a los 24 años.

Don Maximiano deja a los niños al cuidado de su madre y se traslada del norte a Valparaíso para estar más cerca de ellos. Antes de un año, apoyado por su familia que lo veía desconsolado, emprende un largo viaje a Europa, satisfaciendo su interés por la historia y el arte.

Junto con su intensa dedicación a sus empresas, Don Maximiano participa activamente en la vida pública de su país. A los 25 años ocupó por primera vez un asiento en la Cámara de Diputados. Fue elegido diputado por tres períodos, para luego ser elegido Senador de la República por 9 años. Le correspondió participar activamente en tareas diplomáticas en Estados Unidos y el reino Unido por encargo del gobierno. Incluso en una oportunidad, demostró su amor por su país avalando operaciones comerciales de la nación con su fortuna personal.

En 1870, siguiendo el ejemplo de su suegro, decide iniciar la plantación de viñedos en Panquehue, localidad ubicada al norte de Santiago, en el valle de Aconcagua. A diferencia de otras familias que formaron viñedos en las cercanías de Santiago, él prefiere un lugar más alejado de la capital, siguiendo su vocación de pionero. Cuando decidió plantar sus viñedos en esa zona señaló: "de la mejor tierra, el mejor vino".

La plantación fue modelo de trazado, bien cuidada y ordenada, que dejó en evidencia a Don Maximiano como un empresario que también podía trabajar con la naturaleza. Decía: "a la vid es necesario cuidarla y atarse a ella más que a una obra de arte, porque la vida de la vid es paralela a la del hombre. A la parra se le quiere y se le educa como a los humanos, no se le deja crecer desordenadamente, porque para dar frutos, hay que evitar extenderse en hojas vanas". Don Maximiano alcanzó a plantar 300 hectáreas en Panquehue. Posteriormente, su hijo Rafael las aumentó del mundo en manos de un solo propietario.

En 1871, conoce a doña Carmen Valdés, hija del Intendente de Valparaíso, con quién se casa. Inicia la construcción de una gran casa en Panquehue, junto a un hermoso parque diseñado por paisajistas franceses. Será el lugar de descanso de la nueva pareja.

El destino quiere otra cosa. Durante el mismo año 1871 deben efectuarse elecciones presidenciales. Lamentablemente para Don Maximiano, los candidatos son muy cercanos a él:su hermanastro Rafael Errázuriz y su suegro José Tomás Urmeneta. Siendo él un personaje de gran influencia en la política chilena, decide que la única solución para no verse obligado a tomar partido es alejarse de Chile. Viaja a París con su nueva esposa e hijos. A su regreso, en las regiones del trópico, Carmen contrae la fiebre amarilla y sólo alcanza a regresar a Chile para morir junto a su familia.

Con fortaleza inquebrantable, Don Maximiano continúa con sus actividades y se concentra en la educación de sus hijos. Decide construir una nueva casa en Santiago a donde se muda para alejarse de los recuerdos. Este edificio, que en la actualidad ocupa la Embajada de Brasil, es uno de los más bellos de la capital.

En 1878 muere su ex suegro y socio, don José Tomás Urmeneta. Junto con formar una nueva sociedad con sus hijos, decide iniciar su retirada paulatina del mundo de los negocios, la diplomacia y la política.

En 1883, con sus hijos ya casados, se radica definitivamente en Panquehue junto a sus viñedos, vendiendo su casa en Santiago. Decide vivir en la casa de administración del campo. Nunca uso la mansión construida para vivir con su segunda esposa. A los 48 años, transforma su vida complementa y se dedica a la oración y a ayudar a los más pobres. En la tranquilidad de Panquehue, vive austeramente, se dedica a construir casas para sus trabajadores, funda una escuela y levanta una iglesia. También entrega una parte importante de su colección de obras de arte a fundaciones dedicadas a ayudar a los más necesitados.

En 1890, a los 58 años, fallece Don Maximiano Errázuriz.